AproTER

AproTER

Desarrollando la agricultura metropolitana, el proyecto AproTER

Nicolas Rouget, profesor titular de geografía, ha coordinado el proyecto " Agricultura y proximidad, gobernanza alimentaria y territorios ", financiado por el consejo regional de Hauts-de-France en el marco de su convocatoria de proyectos Sistemas agrícolas y medio ambiente (2017-2021). Presenta las preguntas de investigación que sustentan el proyecto realizado entre 2018 y 2021, sus principales conclusiones y las perspectivas que abrió.

Los orígenes del proyecto AproTER

Este proyecto de investigación, dirigido por la Universidad Politécnica de Hauts-de-France, reúne a dos autoridades intercomunales (la Metrópolis Europea de Lille y Douaisis agglo) y a la asociación Terres en ville.

En un contexto caracterizado por la expansión urbana, el aumento de las demandas sociales de naturaleza, la creciente importancia de la noción de sostenibilidad y el cuestionamiento de los modelos productivistas, las últimas décadas han estado marcadas por el retorno de la agricultura a la ciudad y han sellado una nueva alianza entre naturaleza, ciudad y agricultura. La agricultura está reintegrando la ciudad y convirtiéndose en un socio de la misma. Más que eso, la agricultura se ha convertido en un componente no sustituible de una nueva urbanidad que pasa necesariamente por la promoción de los espacios abiertos periurbanos y la reactivación de la función alimentaria local.

Al mismo tiempo, la agricultura se ha convertido en una parte integral de la ciudad.

Los principales problemas son los de un cambio de escala o de marcha en la dinámica de deslocalización de la producción alimentaria, así como una redefinición de los métodos de comercialización. Se trata de superar la etapa de una agricultura local vivida como alternativa a los canales convencionales para autorizar el pleno desarrollo de una agricultura metropolitana, bien estructurada en torno a una cuenca de consumo y ya no determinada principalmente en las cuencas de producción, susceptible de contribuir muy directamente a la puesta en marcha de una sostenibilidad global de los sistemas alimentarios de los territorios.

Los principales problemas son los de un cambio de escala o de marcha en la dinámica de relocalización de la producción alimentaria, y los de una redefinición de los métodos de comercialización.

El cuestionamiento es sistémico y, por tanto, implica análisis que abarcan todos los componentes de los sistemas agroalimentarios, desde las estrategias agrícolas hasta las expectativas sociales efectivas y las representaciones políticas. El programa fue ampliamente multi y transdisciplinar y movilizó a economistas, sociólogos y geógrafos de la UPHF (LARSH), la Universidad de Lille (TVES, CLERSE) y la Universidad de Nantes (ESO).

El programa se basó en un enfoque multidisciplinar y contó con la participación de un amplio abanico de investigadores, entre ellos economistas, sociólogos y geógrafos.

Los principales resultados del proyecto fueron

Las primeras publicaciones ponen de manifiesto una creciente hibridación y/o permeabilidad de las trayectorias agrícolas e invitan a los actores de la planificación local a captar las intenciones de los agricultores al respecto (Nicolas Rouget, Anne Fournier, Ornella Boutry, 2021). También señalan que la coalición de causas, constitutiva de la gobernanza, en torno a la preservación de las tierras agrícolas con fines alimentarios no es un hecho establecido. En efecto, si constatamos un creciente interés y consideración del recurso tierra en las políticas públicas agrícolas y alimentarias en construcción, el peso de las diferentes representaciones en cada uno de los discursos recogidos tiende a revelar intereses divergentes (Louise de La Haye, Guillaume Schmitt, Christine Margetic, 2021) y plantea la cuestión de la adecuación entre las políticas de tierra y los objetivos alimentarios.

Ampliaciones previstas

Hasta ahora, el programa ha dado lugar a doce ponencias en seminarios y conferencias, dos publicaciones en revistas especializadas y tres informes de investigación.

Las extensiones son dos.

Debido a la crisis sanitaria, se han pospuesto varias encuestas, publicaciones, análisis y eventos : las encuestas sobre la evolución de los comportamientos de consumo (Ornella Boutry, Clersé) y las encuestas " Sostenibilidad " realizadas durante el otoño de 2020 (Ornella Boutry, Anne Fournier, Nicolas Rouget), así como el trabajo de observación de los conocimientos ecológicos de los agricultores periurbanos (Christelle Hinnewinkel, TVES) están en fase de análisis.Los trabajos realizados sobre la interacción de los actores de la gran distribución (Louise de la Haye Saint Hilaire, Nicolas Rouget) serán próximamente objeto de un artículo. Los seminarios de sostenibilidad se reanudarán en cuanto el contexto sanitario lo permita. http://www.ajfournier.fr/projets.html#AProTER).

Se contrataron cinco IGE para el programa. Dos de ellos están llevando a cabo investigaciones como parte de sus tesis de geografía. Louise de La Haye Saint Hilaire, acogida en la UPHF, es estudiante de doctorado del INRAE (ED ABIES). Su trabajo examina la dinámica de los sistemas de producción agrícola en relación con la evolución de los intermediarios de recogida y transformación en las antiguas regiones de Lorena y Haute-Marne. Manon Tassel (París-Nanterre) realiza un trabajo más epistemológico y cuestiona el concepto de Revolución Agrícola.

Además, los trabajos realizados en el marco del programa han dado lugar a un contrato CIFRE con la Communauté de Communes Sud Artois. Marine Bré-Garnier acaba de iniciar una tesis bajo la codirección de M. Poulot (París-Nanterre) y N. Rouget (UPHF) titulado "Faire système  en el Sud-Artois: el encuentro de las aspiraciones de los habitantes y de la agricultura en las tierras de cultivo. El objetivo es participar en la construcción de un Proyecto Alimentario Territorial, que se diferenciaría del enfoque institucional estándar al estar firmemente anclado en una zona rural y de cultivo. La cuestión es local (económica, social, medioambiental), pero también de alcance general. Este tipo de territorio representa el grueso del potencial de producción agrícola nacional y, por lo tanto, es una cuestión primordial en cuanto a la transición ecológica y la deslocalización agrícola y alimentaria.